Reiki Adultos

usui

¿Qué es el Reiki y quién lo practica?

 

Reiki es una técnica Japonesa cuya función es canalizar la energía que nos rodea, hacia nosotros y otras personas.

Sirve para eliminar estrés, sanar dolencias y enfermedades, aportándonos paz y felicidad, a la vez que armoniza nuestro cuerpo y espíritu. La práctica de canalizar energía tiene mas de 3.000 años de antigüedad, siendo re-descubierta por el Dr. Usui, un monje y catedrático, en Japon en 1920.

Reiki es usado en más de 1000 hospitales y clínicas de los EE.UU. e Inglaterra (donde se puede acceder a través de la Seguridad Social).

En EE.UU. es utilizado también por los servicios de emergencia del estado de Nueva York.

Así mismo y aparte de EE.UU e Inglaterra está muy difundido en Europa, y Japón, introduciéndose en España hace pocos años.

¿Es una religión o una secta?

 

Reiki no tiene afinidades religiosas de ningún tipo.

Por ejemplo, en los EE.UU. hay Parroquias Católicas ofreciendo talleres de Reiki y en España monjas Católicas que lo practican, así como en Inglaterra y Alemania es practicado por Protestantes, en Tibet por Budistas…etc.

No se necesita “creer” en nada. No se necesita practicar la meditación, ser “iluminado” ni nada por el estilo. Es un método práctico y eficaz para sanar y equilibrar. Lo único que necesita Reiki es el deseo de hacerte bien a ti mismo y a los demás.

¿Para que se usa y como actúa?

Reiki sirve para sanar dolencias físicas y mentales, si bien también a largo plazo trabaja sobre la causa de la dolencia o enfermedad.

En hospitales se usa para aliviar el dolor de pacientes de cáncer, ayudarles a superar los efectos secundarios de fármacos, tratamientos con quimioterapia y las anestesias. Puede usarse en combinación con una terapia psicológica tradicional y como complemento a un tratamiento con fármacos anti -depresivos. Por eso Reiki es definido como una terapia complementaria y no alternativa por el Instituto de la Salud de los Estados Unidos (equivalente a la SS.SS Española).

Reiki actúa de tres formas:

1. A corto plazo, alivia los síntomas de una enfermedad o dolencia.

2. A medio plazo: sana la dolencia en sí.

3. A largo plazo: trabaja sobre la causa de la dolencia.

1. Corto plazo: Alivio de los síntomas

Con pacientes que sufren estrés, proporciona una profunda relajación y una sensación de paz y tranquilidad.

Con pacientes que padecen de cáncer, alivia el dolor tanto del tumor como de los tratamientos que reciben.

Con pacientes que sufren depresiones, les llena de energía para recuperar sus “ganas de vivir”.

2. Medio plazo: Sanar la dolencia

Con pacientes que sufren estrés, elimina los síntomas como dolores de cabeza, eczemas, presión alta, agresividad etc.

Con pacientes que padecen de cáncer, es capaz de reducir los tumores y aumentar el sistema inmuno defensivo para hacer desaparecer leucemias etc.

Con pacientes que sufren depresiones, ayuda a perder peso, sube el estado de ánimo, y cambia su forma de ver la vida.

3. Largo plazo: Llegar a la causa de la dolencia.

Con pacientes que sufren estrés, les ayuda a cambiar su actitud hacia la vida, sana eventos en el pasado que causan estrés en el presente (síndrome del estrés post-traumático…) etc.

Con pacientes que padecen de cáncer, libera la rabia y miedo acumulado que puede resultar esta enfermedad, cambia hábitos de vida nocivos en el paciente (fumar, alimentación inadecuada etc.)…

Con pacientes que sufren depresiones, les ayuda a cambiar su actitud hacia la vida, sana eventos en el pasado y les llena de energía para no recaer en la depresión.

¿Cómo se aplica Reiki?

Una sesión de Reiki suele durar aproximadamente 45 minutos. El paciente se acuesta en un ambiente tranquilo y relajado, mientras el practicante posa sus manos suavemente en el cuerpo del mismo, empezando por la cabeza y terminando con los pies.

Durante la sesión, es habitual que el paciente se quede dormido o profundamente relajado. Reiki es un proceso progresivo, por lo cual se aplica mediante tratamientos de 4 sesiones, las cuales pueden ser semanales, diarias, etc. hasta completar el tratamiento.

¿Cómo se aprende a practicar Reiki?

La habilidad de practicar Reiki es transmitida de Maestro a alumno, transmisión que se efectúa mediante lo que se denomina una “Iniciación”.

Cualquier persona puede hacerlo. No se necesita de un “don” especial si no el deseo de hacer el bien para ti y para otros.

¿Reiki puede tener contra-indicaciones?

No. Reiki sólo funciona para hacer bien, nunca para hacer daño. No interfiere en tratamientos alopaticos (medicina tradicional) y hasta puede beneficiarlos, reduciendo o eliminando los efectos secundarios. Por esta razón está siendo difundido con tanta rapidez en hospitales y clínicas.